5 Claves sobre la economía circular

Actualmente nos encontramos viviendo en una sociedad marcada por el capitalismo y el libre mercado, una dinámica económica reducida a “crear, consumir, desechar”. Y, realmente, nos vemos anclados en la creencia de que este mantra consumista es la verdad que tenemos que aceptar, pese a que eso conlleve admitir todos sus efectos negativos. Sin embargo, existen alternativas y, hoy, vamos a hablaros de una cuyos beneficios afectarían notablemente a todos los niveles. Es la llamada economía circular.

¿Qué se entiende por economía circular?

El concepto de economía circular comprende que el abuso y la explotación de las materias primas lleva inevitablemente a una situación de desigualdad económica, social y medioambiental. Por tanto, es un sistema que busca ser reconstituyente y regenerativo, aumentando el capital natural, optimizando el rendimiento de los recursos y minimizando los riesgos del sistema.

Principios de la economía circular:

  • Regulación de los recursos renovables. En lugar de abusar de los recursos naturales como si de una materia ilimitada se tratase, la economía circular opta por escoger sabiamente qué y cuando emplear los recursos renovables, procurando así la no alteración del medio.
  • Optimización de los recursos. La economía circular apuesta por las tres famosas R (Reciclar, Reutilizar y Reducir). De esta forma, los materiales empleados para consumo no tendrían una vida corta y única.
  • Promoción de la efectividad del sistema. Este principio pone el foco en el impacto que tiene el consumismo en la sociedad y pretende reducir el daño que provoca en las personas (alimentos, vivienda, movilidad).

Por ello y, teniendo en cuenta que es complicado tratar y comprender tan resumidamente la economía circular, aquí os presentamos 5 claves para dar una oportunidad a este sistema.

1. Beneficio económico

Al no recurrir a un sistema en el que todo gira alrededor del consumo, sería posible disminuir el gasto en recursos humanos y naturales, como materias primas. Esto supondría un ahorro de capital realmente sustancial, de nada más y nada menos que 600.000 millones de euros netos.

2. Beneficio en los recursos

El nivel de producción actual sobreexplota los recursos y disminuye la calidad de los bienes. Con un modelo basado en la economía circular sería posible obtener productos más duraderos y con unas características mejores.

Fabricas de zapatillas. Industria textil contaminante.

3. Beneficio laboral

El objetivo de las empresas de obtener el máximo beneficio económico también afecta a los trabajadores y a la mano de obra. Si no existiese una necesidad de producción masiva y desenfrenada, debido a la reducción del consumo por parte de todos, el paradigma de trabajo cambiaría por completo, por lo que tendrían más importancia otros puntos que en la actualidad se ignoran.

4. Beneficio ambiental

Ventajas para el planeta de la economía sostenible

Al reducir la producción, muchas industrias contaminantes dejarían de ser necesarias, obteniendo así una enorme mejora ambiental. De esta forma, la reducción de elementos como los óxidos de carbono o de azufre supondrían una ayuda notable para el planeta.

5. Beneficio social

La economía circular, debido a sus principios y su implicación con el medio, posee un carácter unificador que incide en la sociedad, fomentando la cooperación, la ayuda vecinal y el autoabastecimiento. Así, permite producir a pequeña escala, fomentar los negocios locales y la autonomía frente a las grandes superficies productivas.

Referencias bibliográficas:

Cerdá. E, Khalilova. A (2016) Economía circular, estrategia y competitividad empresarial (11-20).