¿Cómo recoger níscalos?

Acaba el verano y, a la mayoría, nos invade una sensación de recogimiento. Los días son más cortos, cambia la hora, empieza el frío…

Sin embargo, hay que comenzar a disfrutar del otoño, de sus colores y de su temperatura agradable en las horas centrales. Por este motivo, os traemos un nuevo artículo para disfrutar de esta estación y aprender cómo recoger níscalos. Así, podrás hacer excursiones al aire libre y huir del ruido y de la vorágine de la ciudad.

¿Por qué niscalos?

Porque no hace falta ser expertos en micología y solo necesitamos un par de recomendaciones para poder encontrar setas con muchos nutrientes y sabores. Además, debido a su aspecto, esta actividad será de especial interés para los más pequeños, ya que encontrarán una conexión entre recoger níscalos y leer alguno de sus cuentos.

Setas, hongos y níscalos.

Es importante saber que en casi todas las ciudades existen asociaciones de micología que nos informan sobre las setas que recogemos y su posible toxicidad. Esto evita que tengamos cualquier susto, puesto que en España existen en torno a 1500 especies de setas y resulta imposible conocer cada tipo (Campos y Arregui, 2014).

¿Cómo preparar la excursión?

Para recoger níscalos es imprescindible llevar una cesta. Con este recipiente ayudamos a que las setas puedan continuar su reproducción, por esporas, y evitamos que se extinga la especie. Si utilizáramos una bolsa o una mochila, este proceso no se llevaría a cabo y dañaríamos el ecosistema.

También es importante coger una buena navaja. Hay algunas que ya vienen con un cepillo incorporado para ir limpiando con cuidado el musgo que acompaña a los níscalos. Esta herramienta resulta muy importante para evitar arrancar el micelio (pie de la seta) al hacer el corte, lo que permite que el hongo continúe con vida.

Noelia Pérez y Jorge Vila Presente Sostenible

¿Dónde podemos encontrar níscalos?

Los níscalos crecen en pinares, bajo el manto que se forma con las agujas de los árboles. Se localizan al lado de los pinos nuevos, junto a piedras o musgo, y crecen tres semanas después de las primeras lluvias de septiembre. Es importante saber que, para tener éxito en la recogida, estas precipitaciones deben ser abundantes.

Debemos destacar también que estas setas nunca están solas, ya que forman lo que se conoce como los corros de brujas (Telemadrid, 2019).

¿Cómo diferenciarlos?

Los níscalos son fácilmente diferenciables de otras setas. No obstante, las pocas especies parecidas no son tóxicas ni mucho menos mortales.

En nuestros montes es relativamente frecuente encontrar el llamado falso níscalo de la encina o lactarius chrysorrheus. Esta seta tiene un tono naranja mucho menos intenso y presenta láminas de color carne. Solo crece cerca de las encinas y el único riesgo que tendríamos al comerlo es su fuerte sabor picante.

Cómo diferenciar los níscalos

Conclusiones

Ahora que ya sabemos dónde y cómo encontrarlos, sólo hace falta animarnos y salir de casa. A finales de octubre y noviembre encontraremos la mejorar época para disfrutar de este riquísimo hongo, conocido también como Lactarius deliciosus.

Te animamos a que compartas tu experiencia con nosotros y te invitamos a seguir visitando el área Naturaleza sostenible, donde encontrarás más artículos relacionados.

Si crees que se nos ha olvidado algo necesario para saber cómo recoger níscalos déjanos un comentario para seguir aprendiendo juntos.

Referencias bibliográficas:

Campos, J.C. & Arregui, A. (2014). Manual de buenas prácticas y Guía de Setas de Guadalajara. Recuperado de: http://www.dguadalajara.es/c/document_library/get_file?uuid=c0844b10-ecb6-4b8a-b26c-9ddbde1e7ea9&groupId=10128

Telemadrid (2019). Dónde coger las mejores setas de la Comunidad de Madrid. Recuperado de: http://www.telemadrid.es/noticias/madrid/coger-setas-Comunidad-Madrid-0-2168783109–20191018080500.html

Lozano, Terrazas, J.L. Setas comestibles. Recuperado de: https://www.sintesis.com/data/uploads/files/Para%20saber%20mas%20sobre%20setas.pdf