Macetas recicladas

Aprende a hacer tus propias macetas.

Para tener plantas en casa no es necesario comprar macetas, ya que podemos reciclar múltiples objetos del día a día y comenzar a generar vida.

Una botella, una huevera, una bandeja de plástico, una lata o un rollo de papel higiénico se pueden transformar en un buen lugar en el que dejar nuestras semillas.

Los pasos a seguir son muy sencillos, ya que algunos materiales tan solo necesitan limpiarse para poder empezar a usarlos como macetas. Otros, como la lata o la botella de plástico, tendrán que tener algunos agujeros para que la tierra pueda filtrar adecuadamente.

En el vídeo te mostramos la forma de hacerlo mientras reciclamos.

Nosotros hemos utilizado las macetas para tener plantones en casa, tanto de tomates como de calabazas. 

Los plantones son semillas que comienzan a crecer hasta tener un tamaño idóneo para cultivarse en una superficie mayor, como podría ser nuestro huerto.

Si no tienes una parcela, puedes obtener el fruto de la semilla plantándola en una superficie de al menos un metro cúbico de tierra. En caso de no tener este espacio, las plantas que no dan frutos o las flores también darán mucha vida a nuestras casas.

¡No olvidéis la parte más divertida! Decorar cada maceta para darle tu toque personal.

Consejo

Para que la tierra tenga una mayor riqueza, además de arena, podemos utilizar humus de lombriz, sustancia que mejora el compostaje, los nutrientes del suelo y la germinación (Melgarejo, Ballesteros y Bendeck, 1997).

No olvidéis colocar vuestras plantas al sol y regarlas de forma habitual, ya que la luz y el agua son algo indispensable para cualquier semilla.

Referencias bibliográficas:

Melgarejo, M. R., Ballesteros, M. I., & Bendeck, M. (1997).
Evaluación de algunos parámetros fisicoquímicos y nutricionales en humus de
lombriz y composts derivados de diferentes sustratos. Revista colombiana de química26(2), 11-19