Maceto huerto. ¿Qué es y cómo hacerlo?

Un maceto huerto es una forma de agricultura muy sencilla que no requiere mucho espacio y que permite plantar hortalizas en lugares como una azotea, un balcón o una terraza.

Esta técnica permite producir alimentos y encontrar una forma de ocio en contacto con la naturaleza al utilizar semillas, tierra, agua y sustratos (Iturregui, 2013).

Existen grandes ciudades que comienzan a promover estas prácticas dentro de las ciudades, ya que fomentan la sostenibilidad de las urbes, provocan una mejora a nivel ambiental y proporcionan una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos (Alonso, 2014).

Materiales necesarios:

– Lamas de madera

Madera para maceto huerto

-Malla geotextil

Cómo plantar en tu casa, terraza o balcón

-Barniz, nogalina o aceite de linaza.

-Sustrato universal y humus de lombriz.

Pasos para construirlo:

-Atornillamos las lamas de madera para crear una superficie rectangular.

-Barnizamos la madera con un tratamiento para resistir la intemperie y la carcoma.

-Fijamos con grapas la malla geotextil a la base de nuestro rectángulo. De esta forma, retendremos el agua, evitaremos tener charcos en el suelo y lograremos que las raíces de nuestras verduras no dañen la madera.

-Rellenamos nuestro maceto huerto respetando la siguiente proporción: 4 sacos de sustrato universal y 1 de humus de lombriz (abono).

-Dejamos reposar una semana la tierra y volvemos a echar sustrato universal, ya que la tierra se habrá comprimido y el humus habrá perdido volumen. Tras esto, podremos empezar a colocar nuestras semillas en el maceto huerto.

Truco sostenible

Para hacer la madera resistente podemos echar nogalina, menos contaminante que el barniz y aceite de linaza, para aumentar la protección de las lamas.

Ventajas de un maceto huerto

Fomentar el respeto por la naturaleza y la protección del medio ambiente.

-Promocionar un ocio relajante para reducir el estrés del día a día.

-Ayudar a la agricultura local, produciendo verduras que no necesitan ser transportadas ni distribuidas por grandes centros comerciales para consumirse.

-Mejorar la educación de tus hijos. Con un huerto, los más pequeños podrán asumir responsabilidades para cuidar los seres vivos que brotan en tu hogar.

Reducir el uso de plásticos que envuelven frutas y verduras que podrás cultivar tu mismo.

¿Qué plantar en un maceto huerto?:

El principal inconveniente de un maceto huerto es el tamaño que tiene. Por esto, plantar alimentos de grandes dimensiones como sandías o calabazas puede ser un inconveniente.

Además, debes tener en cuenta el clima del lugar en el que plantas y cosechas, ya que cada producto tiene unas necesidades específicas. Desde Presente Sostenible te recomendamos visitar este artículo para saber qué frutas y verduras son ideales para verano, la estación más cálida del año.

Referencias bibliográficas:

Alonso, N. M. (2014). Huertos urbanos en tres ciudades europeas: Londres, Berlín, Madrid. Boletín CF+ S, (47/48), 75-124.

Iturregui, F. R. (2013). La agricultura urbana y el cultivo de sí: Los huertos de ocio a la luz de las dinámicas Neorrurales. Encrucijadas: Revista Crítica de Ciencias Sociales, (6), 129-145.