Recetas de otoño con lombarda

La lombarda es una verdura de otoño que recibe multitud de nombres (col morada, repollo morado, berza morada, etc.) pero que no se le suele sacar un gran partido.

Este alimento es muy similar al repollo, aunque sus hojas están menos abiertas y tiene un color entre morado y púrpura, lo que le da un toque muy característico.

Antes de pasar a las recetas, es importante que conozcamos sus múltiples beneficios:

  • Es uno de los alimentos que menos calorías aporta a nuestro organismo.
  • Tiene un alto contenido en vitamina C y beta-carotenos (Prieto, 2020).
  • También nos aporta vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B7 y B9), vitamina E (1,70 mg por cada 100 gramos de parte comestible) y vitamina K.
  • Es rica en fibra y minerales como el potasio o el fósforo.

¿Sabías que…?

Durante La Alta Edad Media fue considerada como “el médico de los pobres”, debido a su alto contenido en vitaminas y minerales. Se utilizó incluso como cataplasma y se le asociaron diversos efectos curativos.

Si quieres saber un poco más sobre la fitoterapia, medicina natural y remedios caseros, te dejamos uno de los artículos de nuestra web donde tratamos ciertos problemas como el resfriado o la afonía con plantas como el aloe vera.

¿Cómo cocinar la lombarda?

La col lombarda puede producir problemas intestinales y flatulencias. Por ello, resulta interesante comerla en crudo para que el cuerpo pueda tolerarla más fácilmente.

A continuación, te mostramos dos recetas en las que no necesitarás cocinar esta verdura y podrás disfrutarla sin ningún inconveniente.

Ensalada de lombarda: receta de otoño.

Ingredientes:

Lombarda, pimientos  (verde y amarillo), nueces, cebolla, manzana, dátiles, aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal o el aliño que más te guste.

Pasos a seguir:

Esta receta resulta muy sencilla. Solo tendremos que picar todos los ingredientes, mezclarlos y en 5 minutos habremos terminado.

Arepas de lombarda: receta de otoño.

Ingredientes:

Harina de máiz, agua, sal, aceite, lombarda, maíz, atún, jamón york y queso rallado.

Pasos a seguir:
Cómo cocinar la lombarda.

Primero, prepararemos la masa de las arepas mezclando harina de maíz con agua, una pizca de sal y media cucharadita de aceite (en el envase de la harina de maíz pone las cantidades exactas). Después, iremos cogiendo una pequeña cantidad, que entre en nuestras manos, para darle una forma redondeada.

Cómo hacer arepas de forma saludable.

Seguidamente, pondremos una sartén a calentar. Mientras tanto, haremos una especie de sándwich (papel de hornear, nuestra masa, papel de hornear). Aplanaremos nuestra arepa y la tostaremos 5 minutos a fuego medio para que quede dorada.

Arepas de lombarda.

Finalmente, añadiremos otros ingredientes como la lombarda, el maíz, el atún o el jamón york, el queso rallado u otros productos que quieras.

A continuación, te dejamos el enlace a otras recetas de otoño de nuestra web y aprovechamos para recordarte lo importante que es consumir productos locales y de temporada, tanto para el planeta como para los comercios.

Referencias bibliográficas:

Nutriciencia. Propiedades nutricionales: lombarda. Recuperado de: https://www.nutricienta.com/alimento/lombarda

Prieto, C. (2020). Los beneficios de la lombarda y la receta que sorprende a los que huyen de ella. ABC website: https://www.abc.es/bienestar/alimentacion/recetas-saludables/abci-beneficios-lombarda-y-receta-sorprende-huyen-ella-202003110422_noticia.html